Entrevista a Donato: “Arsenio más que un entrenador era un padre”

Sin duda, uno de los equipos que ha marcado historia en el fútbol español ha sido el mítico «Súper Dépor». En Time Sport tenemos el privilegio de charlar con uno de sus integrantes y uno de los jugadores que más cariño despierta dentro del club: Donato.

A continuación, les ofrecemos en exclusiva la entrevista donde nos analiza la actualidad del Deportivo y nos habla de sus experiencias como futbolista:

P: Recientemente, ha regresado a la disciplina del Deportivo como representante institucional. Me gustaría preguntarle  cómo se está viviendo desde dentro del club está situación, ya que el objetivo y el escenario previstos a principio de temporada eran bien distintos.

R: Yo puedo hablar desde mi punto de vista, porque yo soy simplemente una persona que representa al Deportivo  institucionalmente. No me meto en tema de trabajo, no estoy ahí para este tema. Entonces, vivo como un aficionado más, con el deseo de que las cosas cambien.

Estamos sufriendo muchísimo. Empezamos la Liga sufriendo mucho porque  no éramos capaces de ganar, y estábamos ahí en lo más bajo de la tabla. Se cambió de entrenador. Vino Luis César y en el primer partido parecía que las cosas iban a cambiar, pero tampoco se consiguió que la situación mejorara. Entonces,  hubo un cambio de presidente, consejeros…, y de entrenador.  La llegada de Fernando Vázquez fue muy positiva. También llegaron jugadores importantes.

En definitiva, yo creo que en el Deportivo nadie esperaba un cambio de varios partidos consecutivos ganados. Con Fernando Vázquez la verdad que hemos conseguido llegar ahí y salir de la zona de descenso. Aún queda mucho por jugar, pero yo creo que este cambio ha sido muy positivo para el futuro del Deportivo. Estamos contentos con lo que está pasando.

P: No hay duda de que Fernando Vázquez y el Dépor tienen una relación especial. ¿Qué destacarías como la cualidad principal de Fernando Vázquez como entrenador?

R: Es muy difícil poder describir la imagen de Fernando Vázquez como entrenador. Para esto yo debería estar trabajando con él, conocerle más de cerca. Lo único que puedo decir es que es un tío que conoce el mundo del fútbol. Cuando él ya era entrenador y yo jugaba al fútbol, me quiso fichar para el Santiago de Compostela. Desde entonces nos conocemos en persona, pero nunca hemos trabajado juntos. Solo puedo decir que su llegada ha supuesto un cambio fantástico, ha traído suerte. Cambió la forma de jugar del equipo. Colocó tres centrales, el equipo quedó  mucho más fuerte defensivamente. Luego, también está haciendo grandes partidos, pero para ganar partidos no solo hay que jugar bien, sino que hay que tener suerte. Además, con trabajo y  todos remando hacia el mismo sitio, sino es complicado.

En el fútbol, como en cualquier deporte, el factor psicológico y emocional es muy importante. La llegada de Fernando Vázquez ha subido la  autoestima al vestuario, al club, y también ha mejorado el  feeling con la afición. Parecía que el clima entre la afición y la directiva estaba un poco roto, y con la llegada de Vázquez se ha encontrado una tremenda sincronización entre el equipo y la afición.

Yo creo que es muy importante la llegada de este entrenador y ojalá que con este cambio el Deportivo consiga alcanzar los play-off y subir a Primera, que es el sueño de todos. Antes solo se pensaba en la permanencia, que estaba muy complicada, y ahora la gente piensa en el play-off. Y es así, hay que pensar positivamente, pero sabiendo que el Deportivo necesita de la fuerza de la afición.

P: Sin duda, las aficiones de Atlético de Madrid y Deportivo te guardan un gran cariño. ¿Cuáles son tus recuerdos más especiales de tu etapa tanto como jugador del Atleti y del Dépor?

R: Yo como jugador solamente jugué en cuatro clubs. En Brasil solo he jugado en dos equipos, que fueron el América y  Vasco da Gama. Y aquí jugué en el Atlético de Madrid y en el Deportivo, cinco años y diez años respectivamente. También tengo la felicidad de haber jugado con la selección española. Entonces yo creo que ese cariño que me transmite el club y la afición se debe al trabajo fuera y dentro del campo. Dentro de un club como el Deportivo, estar diez años nadie puede pensar que es fácil. Que un jugador este dentro de un club con 40 años peleando con los jóvenes…

El cariño, el respeto de la afición del Atlético y principalmente del Deportivo, lo tengo como lo más bonito del fútbol. En  La Coruña es donde tengo a mis hijas casadas, tengo nietos y toda la familia afincada aquí. Yo puedo salir a la calle y ver que la gente te está agradecida por todo lo que he hecho por el equipo. Para mí es todo muy bonito. Pero ya no solo aquí en Coruña, sino también en cualquier sitio de España, donde la gente también me trata bastante bien. Entonces yo solo tengo que agradecer el cariño, que es lo más bonito que he conseguido en toda mi carrera profesional. No solo los títulos, sino también el reconocimiento y el cariño de la afición.

P: Todos recordamos aquel “Súper Dépor”, que entre muchas otras cosas, logró ganar la primera Liga en la historia del club. ¿Cuál crees que fue el secreto del éxito de ese equipo que logró encandilar a todos los amantes del fútbol?

R: Yo creo que el secreto fue una gran gestión de Lendoiro.  El presidente y el entrenador  consiguieron traer grandes jugadores de grandes equipos. Vinieron jugadores del Barcelona, del Valencia, del Atlético de Madrid… Entonces se consiguió construir una plantilla de grandes jugadores. Eso añadido al valor humano. El Deportivo era una familia

Había jugadores que sabían muy bien lo que querían cuando llegaron. Pero yo venía del Atlético de Madrid, y lo hacía con un poco de dudas y tristeza por salir de un equipo grande a un proyecto que estaba empezando. Pero con la presencia de jugadores como Bebeto, Aldana, Mauro, Nando, Fran,… se hizo una gran gestión deportiva y un gran equipo. Nadie puede olvidar lo que Lendoiro consiguió armando aquel equipo, fue una cosa tremenda. Que un equipo como el Deportivo, un club que era pequeño, consiguiese traer a jugadores grandes aquí, como Rivaldo, Bebeto, Djalminha… Tuvimos una época en la que vinieron muchos brasileños que le dieron un gran rendimiento al Deportivo. No sé cómo el Deportivo no trabaja más con los brasileños, si ya tuvieron un gran resultado con jugadores de ese país. El Deportivo disfrutó de grandes jugadores que fueron internacionales con Brasil.

Los años que vivimos aquí fueron maravillosos, con un entrenador como Arsenio, una persona humilde. Más que un entrenador, era un padre. Una persona que estaba preocupada por los jugadores. Entonces aquí creo que se creó una buena y gran plantilla, donde el Deportivo se hizo bastante grande.

Se habla más del “Súper Dépor” que del Dépor campeón de Liga. Esto demuestra lo que marcó esta época en la que conseguimos atraer a muchos aficionados para el Deportivo.

P: Pocos jugadores pueden decir que han estado jugando al más alto nivel hasta los 40 años, edad con la que te retiraste. ¿Qué fue lo que te mantuvo a llegar a esa edad con ese gran rendimiento dentro del fútbol profesional?

R: Bueno yo creo que fue la ilusión, las ganas de jugar, de vencer. Yo nunca me conformé con estar en el banquillo. Si yo hubiera estado en el banquillo del Dépor con 40 años, me hubiera gustado buscar otro equipo donde poder jugar. Yo enfrenté muchas dificultades. El entrenador no creía, preocupado por la edad. Hubo muchos entrenadores aquí en España con esa mentalidad. Yo he visto a muchos jugadores parar con 32 años, porque ya eran considerados mayores por entrenadores. Entonces, tener que enfrentarse a todo esto, romper barreras, fue difícil.

Para mí, es una opinión personal, creo que fui uno de los jugadores que conseguí romper esta barrera de los 35 años. Entonces, no es solo estar con 40 años, sino estar con 40 años jugando en la élite del fútbol. Era uno de los jugadores que más partidos jugaba. El último año en el que me retiré, parecía ya más un tema político el que yo no siguiera. Para mí fue muy triste mi retirada en el Deportivo a los 40 años. Estuve a 4 partidos de poder renovar. Creo que no renové simplemente porque no había interés ni del entrenador ni del presidente. Podría haber jugado uno o dos años más, tranquilamente. Pero decidí retirarme por una serie de circunstancias.

Yo me quedé disgustado por las formas con las que me echaron del Deportivo. Pero esto es pasado, y para mí solo hay que pensar en lo positivo: el cariño de la gente, que te para por la calle y te da las gracias por lo que has hecho en el fútbol. Eso para mí es lo más bonito de todo.

Imagen vía: RC Deportivo
Entrevista realizada por Carlos Garrido Marqueño (Twitter: carlosgsport)

Compartir en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × 5 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies