Entrevista a Dèlia Valentí: “Si pudiera, continuaría patinando”

Hablar con Dèlia Valentí Salgado es sinónimo de hablar con una campeona del mundo del patinaje artístico. Tras conquistar todos los títulos posibles en 2019, con el CPA Girona (Campeonatos de Girona, de Cataluña, de Europa, y el año pasado, del Mundo), ha decidido no seguir en el equipo, dónde ejercía de capitana, para dedicarse a su profesión de enfermera en el Hospital Santa Caterina de Salt (Girona).

La patinadora de 24 años, de Cassà de la Selva (Girona), ha sumado un total de 20 medallas internacionales en su palmarés des de que empezó con 4 años a patinar.

En plena pandemia de COVID-19, Dèlia nos ha dedicado unos minutos, tras una larga jornada de trabajo, y nos ha hablado sobre su decisión de colgar los patines, de su día a día en el hospital y también del deporte en clave femenina. Así nos lo explica…

ENTREVISTA

P. ¿Cómo estás Dèlia? ¿Cómo llevas el confinamiento?

R. ¡Buenos días! Primero os quiero dar las gracias por contar conmigo. Me encuentro bien a pesar de que un poco cansada de la situación de incertidumbre que estamos viviendo. Soy enfermera por lo cual mi confinamiento no es quedarme en casa exclusivamente, estamos día a día al pie del cañón intentando hacer todo lo que podamos.

 

P. Después de una larga carrera de éxitos en el patinaje artístico, y en el CPA Girona, hace unas semanas decidiste plegar. ¿Qué te hizo tomar esta decisión?

R. Bien, esta decisión la tomé ya durante la temporada anterior, cuando nos estábamos preparando para los campeonatos tan importantes que venían y, paralelamente, estaba finalizando la carrera. Sabía que era incompatible por la implicación que requiere el patinaje de alto nivel y por los horarios que tienen las enfermeras.

Es cierto que durante este año las he ido siguiendo y he estado ayudando de una forma o de otra, por ejemplo cuando tuve que patinar por una baja al primer campeonato a pesar de que sabía que no lo podría volver a hacer.

P. ¿Es un adiós definitivo, o continuarás vinculada al equipo y al deporte?

R. Continúo muy vinculada al equipo y al deporte que tanto me ha dado, intenté no continuar vinculada los 2 primeros meses de haber dejado de patinar, pero enseguida pedí a Nuri Soler, entrenadora del CPA Girona, cómo podía ayudar porque lo echaba de menos. Si pudiera, continuaría patinando.

P. ¿Nos podrías explicar cómo es tu vida actual, de una enfermera en plena pandemia de COVID-19?

R. Voy de casa al trabajo y del trabajo a casa, supongo que como mucha gente. Con la diferencia de ver cosas muy duras durante la jornada laboral. Vivo en una montaña rusa de emociones. Cada vez hay más casos y siempre quieres estar junto a todo el mundo y esto, pues, es difícil. Piensa que una vez ingresa un paciente pendiente de resultados de COVID-19, no recibe ni una visita, a menudo son gente mayor que no tienen ni teléfono móvil, y las únicas personas que verán durante el día somos el personal sanitario y esto es duro de llevar.

A veces es difícil separar y no llevarte a casa todo lo que vivo en el trabajo. Hay días que sales animado porque las cosas han ido bastante bien, y hay otros que sales con lágrimas en los ojos al ver que has hecho lo que has podido y no ha ido como tenía que ir o como te hubiera gustado.

“Vivo en una montaña rusa de emociones”

P. ¿Está suficientemente reconocido el trabajo de enfermera?

R. Hasta antes de la pandemia, yo veía que el trabajo de enfermería no estaba lo suficientemente reconocida en muchos aspectos. Ahora todavía lo tengo más claro, pero veo que ahora también lo tiene claro mucha parte de la población. Cuando todo esto acabe, los sanitarios seguramente tendremos que reivindicar muchísimas cosas, y toda esta gente que tanto agradezco que salgan al balcón a aplaudirnos, deseo que se sumen a nosotros y nos apoyen en todo aquello que tendremos que reivindicar.

Son imperdonables las condiciones con las que estamos trabajando, las barbaridades que tenemos que estar aguantando, la ratio elevada de pacientes que hay en algunos hospitales, tener que doblar el turno, el sueldo que se cobra para jugarnos nuestra salud a cambio de la de los otros, poner en juego la salud de nuestros familiares y conocidos… hay cosas que haremos porque no queda otra y porque somos sanitarios y queremos ayudar, es nuestra vocación. Pero no somos superhéroes como mucha gente piensa.

“Los sanitarios tendremos que reivindicar muchísimas cosas”

P. ¿Y el de una patinadora artística?

R. Tampoco está reconocida, está claro que no nos jugamos tanto, pero mira, el CPA Girona somos actuales campeonas del mundo, y no hay NINGUNA patinadora que cobre ni un céntimo por haber conseguido este gran mérito.

Te digo lo mismo con el CPA Olot que tantos años ha estado arriba en el podio mundial.

Alguien se puede preguntar cuánto cobran estas chicas por la dedicación de tantas horas… cobran los aplausos del público y las gracias. Es por eso que la vida de las patinadoras casi siempre tiene fecha de caducidad, porque no puedes ganarte la vida con esto. Si fuéramos hombres y futbolistas, campeones de algo, seguro que sí.

P. En Julio del año pasado conseguisteis proclamaros campeonas del mundo en los “World Roller Games” en el Palau Sant Jordi de Barcelona. ¿Nos puedes describir esta sensación?

R. El 14 de julio de 2019 es una fecha que siempre recordaré, no sabría describirlo porque fue mágico e irrepetible. Ojalá pudiera retroceder en el tiempo y quedarme en aquel día viviendo permanentemente.

P. Últimamente has protagonizado diferentes promociones a través del deporte. ¿Qué ha supuesto para tí, como excapitana del CPA Girona, ser una de las 4 embajadoras de la Jornada del Deporte Femenino?

R. Ha sido un placer participar en una de las jornadas del deporte femenino donde, seguramente, más gente ha acudido.

Agradezco al Ayuntamiento de Girona y a mi club la oportunidad que me han dado.

P. ¿Qué le dirías a la gente que cree que el deporte femenino no tiene interés?

R. Cómo llevamos diciendo tiempo atrás, les diría que se pierden la mitad del deporte. No me gusta hablar de deporte masculino y femenino puesto que el deporte lo puede practicar quien quiera. El deporte “femenino” puede aportar el mismo espectáculo, el mismo talento y los mismos méritos que el deporte “masculino”, y si no lo aporta, es porque la sociedad no se lo permite ni les da la oportunidad.

P. Por último, ¿qué mensaje quieres enviar a la gente, en estos días de confinamiento?

R. Les diría que mil gracias por quedarse en casa, que a mí lo que me consuela es pensar que un día más que pasa, es un día menos que falta. Es increíble la solidaridad de muchos de vosotros, los sanitarios os sentimos cerca cada día. Todo irá bien.

Muchas gracias Dèlia por dedicarnos un tiempo, tan valioso, en estos días tan ajetreados y complicados para los que os dedicáis en el mundo de la sanidad. Esperamos que todo vaya muy bien. Un abrazo.

Autor: Arnau Madrià Sàbat (@Arnau_Madria9)

Compartir en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + cuatro =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies