11 mayo, 2020

De Fuentealbilla al mundo

Foto: ElDesmarque

Tal día como hoy, en 1984, llegó al mundo Andrés Iniesta Luján, hijo de María Luján y José Antonio Iniesta. En aquel momento un recién nacido, sin saber lo que estaba por venir: convertirse en uno de los jugadores de fútbol más determinante, excepcional y querido de la historia. Vamos a ver cómo un niño, nacido en Fuentealbilla (Albacete), ha llegado a ser todo un referente futbolístico mundial y todo siempre acompañado de un denominador común: la humildad.

La relación Iniesta-balón empezó en el club de futbol sala de su pueblo natal, Fuentealbilla, su primer contacto no fue en el césped sino en una pista polideportiva de pavimento. Tras estar poco más de un año jugando en espacios reducidos, en seguida se fue a las categorías inferiores del Albacete Balompié para conocer el fútbol y todo lo que deparaba. El primer contacto, en un club oficial, con un terreno de juego reglamentario. Iniesta tubo que superar una prueba para entrar en el equipo y sus padres aceptaron el reto de recorrer más de 100 km diarios para llevar a su hijo a los entrenamientos en la ciudad deportiva del Albacete. Su familia llevaba un bar del pueblo y su padre, además, era albañil. Quién se podría imaginar que su hijo les iba a salir futbolista profesional…

Tras muchos goles, muchas asistencias y muchas alegrías… llegó el día que Iniesta traspasó su calidad fuera de las canchas del Alba y el Futbol Club Barcelona se fijó en él. Concretamente fue en el mítico torneo Brunete (Madrid) el año 1996. El equipo alevín, capitaneado por el pequeño y de piel blanquecina, Iniesta, maravilló a los ojos de todos los espectadores y sobre todo de los ojeadores del Barça que en seguida se pusieron en contacto con el jugador y el equipo manchego. Solamente Iniesta llegó a ser futbolista profesional de los 11 chavales que compartían  vestuario y el sueño de llegar algún día a vivir del balón. En aquella edición del Brunete destacaron nombres como el canterano del Racing de Santander, Jonatan Valle, también el jugador del Mérida, Jorge Troitero, pero Andrés Iniesta destacaba por sobre de todo por su elegante manera de jugar, tratando el balón con una precisión y tacto exquisito. Y todo esto sin llegar al metro y medio de estatura.

Equipo alevín del Albacete año 1996 en el Torneo Brunete, Iniesta de capitán. FOTO: Diario ABC

En unas declaraciones de Víctor Hernández, entrenador de Iniesta en las categorías benjamín y alevín del Alba, lo definió así: “Dominaba el balón con las dos piernas y tenía una gran visión de juego. Controlaba perfectamente, levantaba la cabeza, que eso era muy poco usual con la edad que tenía, y era muy fácil jugar con él”, pero sobre todo lo que enamoró a su míster fue su manera de ser: “Para ser futbolista, aparte de la calidad, tienes que tener la cabeza muy bien amueblada. Iniesta era un niño grande. Para mí no solo era el mejor, sino el jugador perfecto: por cómo se sentaba en el banquillo, por cómo ayudaba a sus compañeros, siempre educador…” apuntaba en unas declaraciones en el diario ABC.

A los 12 años Iniesta empezaba una nueva aventura a una de las canteras más importantes del mundo, La Masia del Barça. Allí vivió durante más de seis años (hasta los 18) y compartió vivencia con otros jugadores como Puyol, Víctor Valdés, o los más jóvenes Messi y Piqué, entre muchos otros. Jugó en casi todas las categorías del Barcelona hasta llegar a debutar con el filial con tan solo 16 años, estuvo los últimos dos años de formación en el Barça B. También, a los 16 años, el entrenador del primer equipo Serra Ferrer lo citó para entrenar, había un talento en el club y no se tenía que dejar escapar. A los 18 años Iniesta se trasladó a Sant Feliu de Llobregat dónde vivió con sus padres que también decidieron trasladarse.

Louis Van Gaal, en la temporada 2002-2003, decidió alinear al joven manchego en un partido oficial frente al Brujas de Champions League. El debut soñado para cualquier canterano. Iniesta había llegado a la cima, pero él quería quedarse, triunfar con el club que lo vio crecer.

Van Gaal y Iniesta en un entrenamiento, temporada 2002-2003. FOTO: Marca.com

Tras varias temporadas compaginando el primer equipo y el filial, la temporada 2004-2005 paso a ser jugador del primer equipo, entrenado por Frank Rijkaard, con el dorsal ‘24’. Cada vez el nombre de Iniesta resonaba más en la vida mediática de Barcelona y el país, sin hacer mucho ruido había llegado al Olimpo del futbol español. El diamante por pulir brilló en la temporada 2005-2006 que se consagró en el 11 titular, después de 4 años luchando por un puesto, Iniesta recogió todo el trabajo en forma de minutos y reconocimiento. Xavi Hernández se convirtió en un amigo y socio dentro y fuera del campo, juntos escribieron una de las mejores etapas de la historia del Barça dónde llevaron el juego de posesión y de dominio del esférico a otro nivel.

Iniesta es el jugador español con más títulos en la historia, un total de 35, dónde destacamos el Campeonato del Mundo en Sudáfrica 2010 que marcó el gol decisivo en la final frente a Holanda y supuso que la Selección Española ganase su primer y único Mundial. Con el Barça también ganó 4 Champions League y 9 campeonatos de La Liga. Después de casi 700 partidos en el primer equipo del Barça y 125 a la selección, dónde compartió vestuario con grandes jugadores cómo Rivaldo, Figo, Casillas, Valdés, Luis Enrique, Puyol, Xavi, Piqué, y como no, Messi, Iniesta decidió poner fin a su etapa en la capital catalana y puso rumbo a Japón, para jugar con el Vissel Kobe (equipo actual).

Hoy Iniesta cumple 36 años y el fútbol que desprende siempre es bienvenido para todos los amantes de este bonito deporte. Hemos disfrutado uno de los jugadores más completos de la historia y que tantas alegrías ha dado. Aquel jugador de piel clara, pequeño, educado, talentoso y con una humildad deslumbrante, nos ha enseñado a todos lo que tal día como hoy, él, quizás, no podría imaginar. O sí. ¿Quién sabe?

Autor: Arnau Madrià Sàbat (Twitter: Arnau_Madria9)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies