19 mayo, 2020

El último gran, y merecido, milagro

Imagen vía Diario AS

Un 19 de mayo del año 2000, veinte décadas atrás, el fútbol español fue testigo de un hecho histórico, mágico y especial, el cual a día de hoy parece mucho más que una quimera. Hablamos de la conquista de Liga por parte de aquel mítico Depor.

Sin duda, aquel triunfo deportivista supuso la culminación perfecta al trabajo bien hecho de un equipo de leyenda. Songo’o bajo palos;  Manuel Pablo, Naybet, Donato y Romero liderando la zaga; Mauro Silva y Flavio Conciençao en el doble pivote; por delante de ellos Djalminha, actuando de enganche con Víctor y Fran; por último, Makaay en punta de ataque. Estos fueron los hombres, elegidos por Irureta, encargados de medirse al Espanyol, en un Riazor abarrotado hasta la bandera y con el fantasma de Djukic en el ambiente.

Imagen vía: http://www.digitalfootballcommunity.com/

Sin embargo, esa noche iba ser LA NOCHE. De hecho, el gran Donato se encargó de adelantar a los suyos con un cabezazo tras un saque de esquina botado por Víctor (minuto 3 de partido).  El propio Donato declaraba esto tras acabar el encuentro y hacer el tanto que se convertiría en el acicate de una victoria que valió una Liga: “Le di de lleno, con decisión, por el Superdepor y Arsenio”.

De esta forma, el Deportivo de La Coruña puso el broche de oro a una temporada en la competición doméstica en la que salió campeón con 69 puntos, por delante del FC Barcelona, y tras posicionarse líder desde la Jornada número 12.

Autor: Carlos Garrido (@cgtrainertuit)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − 2 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies