20 junio, 2020

Traspiés, ¿más que importante?

Imagen vía: Ramón Navarro - Marca

Sin duda, el duelo de anoche en el Sánchez Pizjuán era un partido clave para el FC Barcelona. Un territorio difícil, ante un conjunto que también está peleando por objetivos ambiciosos, y que está, al igual que los azulgranas, ávido de punto.

Ganar anoche en Sevilla hubiese sido un paso de gigante. Lo que se suele decir: “un puñetazo en la mesa”. Pero no fue así. Es más, fue un partido atractivo, de los que suele encandilar al espectador. Cualquiera de los dos conjuntos pudo llevarse el triunfo, aunque bien es cierto que el Barça lo buscó con mayor ahínco en los compases finales.

Setién sigue sin tener muy claro quiénes han de ser los compañeros de Messi de cara al gol, y anoche se notó. Si el argentino falla a la cita con el gol o asistencia, la cosa pinta muy negra. Por mucho que lo intentaron, no fueron capaces de tumbar la meta hispalense, es más, tampoco hubo un derroche de oportunidades de gol clamorosas. Circunstancia que sí tuvo algo más de presencia en el otro bando.

El Sevilla tuvo varios momentos en los que puso en serios aprietos a Ter Stegen. Lopetegui y los suyos sabían cuál era su plan y lo ejecutaron a falta de poner el broche de oro.

Finalmente, un empate sin goles que no sirve ni a Sevilla ni a Barcelona, pero que deja a los culés en un punto muy crítico, ya que ahora LaLiga no depende de ellos.

El Rincón Manchego, Carlos Garrido (@carlosgsport)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − cuatro =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies