23 junio, 2020

¡Qué bueno que volviste!

Imagen vía: Agencia EFE

Es importante saber encajar los golpes con entereza. Entender que la lucha y la fe pueden ser capaces de solventar situaciones realmente dramáticas. Concienciarse de que el mayor de los dolores nunca ha de ser lo suficientemente intenso para pararte. Eres, sin duda, la persona que mejor puede difundir los mensajes anteriormente citados, Bruno.

Tras 1128 días alejado de los terrenos de juego, regresaste a casa. La Cerámica, ese Estadio que tantas y tantas veces ha sido testigo de excepción de tu cátedra sobre el verde, ayer se emocionaba, a pesar de la ausencia de su fiel grada, por volver a verte tres años, un mes y un día después.

Confirmaste que durante todo este tiempo ha habido muchos momentos en los que has pensado en “tirar la toalla”. Pero eres un verdadero luchador, y los aficionados al fútbol confiábamos en verte vestido de corto otra vez, por lo que no has parado hasta obrar tal gesta.

Tu vuelta es también nuestra mayor alegría. Atrás queda esa maldita lesión. El centro del campo te recibe con los brazos abiertos, y el fútbol goza de alegría porque ya estás junto a él.

¡Qué bueno que volviste, Capitán!

‘El Rincón Manchego’ – Carlos Garrido (@carlosgsport)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − catorce =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies