Área Técnica: Miguel Aroca, entrenador del CP Villarrobledo

El CP Villarrobledo está siendo uno de los grandes protagonistas en este inicio de temporada en Tercera RFEF. El conjunto castellanomanchego atraviesa un momento de forma espectacular, y gran parte de culpa la tiene su técnico, Miguel Aroca.

En Time Sport hemos tenido la oportunidad de charlar con él, conocerle un poco más y descubrir la enorme pasión que siente por el fútbol. No os perdáis su entrevista al completo:

Entrenador de la casa, que conoce a la perfección el club. Ahora, llegas al primer equipo del CP Villarrobledo, ¿cómo valoras esta experiencia?

“Una experiencia muy positiva. Para los más jóvenes, y que estamos iniciando en este mundillo, que se te dé una oportunidad como esta es alucinante”.

“El club decidió dar continuidad al proyecto. Aunque no seguía Edu Pérez, yo en este caso estaba de segundo, y ahora en Tercera División han decidido darle continuidad. Súper agradecido”.

La Tercera División es una de las competiciones más ilustres del fútbol español. Cada temporada es más profesionalizada. ¿Cómo es el día a día y el trabajo de un entrenador en esta categoría?

“Yo te hablo por mi parte. Al final no podemos vivir de esto, lo que nos hace quitarle mucho tiempo a la familia y a lo que es un trabajo. Supongo que muchos entrenadores de Tercera División estarán así. Pero eso no es excusa. Nosotros al final dedicamos mucho tiempo a lo que es el equipo, al análisis del rival y a que las sesiones de entrenamiento sean de la máxima calidad posible”.

“Como bien dices, la Tercera División cuando llega el verano tendemos a devaluarla porque han hecho una categoría nueva, etc., pero sigue siendo la ‘Súper Tercera’, sobre todo en el grupo castellanomanchego que es el que yo conozco. Equipos como Guadalajara, Quintanar, Conquense…, hay equipazos que han hecho presupuestos para intentar subir a Segunda RFEF. Es una liga muy atractiva, muy bonita y que necesita de mucho trabajo para estar en los puestos privilegiados”.

El fútbol es un deporte de pasiones, tanto para jugadores, aficionados y entrenadores. ¿Cómo vive Miguel Aroca los partidos?

“Me considero un entrenador muy impulsivo. Intento que los jugadores estén conectados todo el rato en el partido, porque al final sabemos que en cualquier deporte, pero sobre todo en fútbol, en un minuto se puede ir todo el trabajo realizado durante la semana. Pero es verdad que los protagonistas son ellos, nosotros intentamos que nadie salga del partido y que no se pierda la concentración. Luego también tenemos esa parte de tranquilidad, porque los que estamos fuera somos los que tenemos que cambiar el partido si va mal, dosificar a los jugadores para que no caigan en una lesión…, y en eso sí que tenemos que tener una pizca de tranquilidad cualquier entrenador”.

“Pero vamos, me considero un poco impulsivo en ese aspecto, siempre con correcciones positivas por supuesto, pero no soy un entrenador de estar sentado, la verdad”.

¿Cuál es el sello o filosofía que pretende inculcar Miguel Aroca en sus equipos?

“Al final nos tenemos que adaptar a todo. En Tercera hay muchos campos, muchos rivales… En nuestro equipo tenemos la suerte de tener un psicólogo deportivo que es Pedro Olmedo, y que llevo mucho tiempo trabajando con él. Un poco la filosofía y el día a día en nuestro equipo es conocer primero a la persona y luego al futbolista, y creo que nos está yendo bien”.

“Lo primero son personas, y tenemos que darle la máxima calidad en los entrenamientos y ayudarle con los problemas que vengan de fuera de lo deportivo, porque al final la gente los tenemos. Y a partir de ahí, yo creo que hacer buenos entrenamientos para que estén contentos y felices, y darle la máxima información tanto del rival como de lo que se van a encontrar para facilitarles el trabajo”.

“Intentamos sobreponer la persona a lo que es el futbolista, sabiendo también que esto es fútbol y que tenemos que dar el máximo nivel para ganar los partidos”.

El trabajo que está haciendo el CP Villarrobledo es francamente bueno, los números así lo avalan. ¿Cómo valoras este tramo de temporada que está llevando a cabo el equipo, y cuáles son los objetivos?

“El arranque es sorprendente. Te engañaría si te dijera que era un poco lo que esperábamos. Sí es verdad que los chicos han mostrado un compromiso y un trabajo excepcionales, pero al final también nos ha acompañado esa pizca de suerte que tienes que tener en los partidos y lesiones. Es un comienzo de un equipo que después de once partidos está invicto y líder”.

“Es un equipo que estaba hecho para un objetivo que era el de no renunciar a nada, porque somos gente ambiciosa y joven. Pero si muchas quinielas de principio de temporada hubieran dicho que el Villarrobledo iba a estar en lo más alto, no creo que nadie confiara. Pero es el trabajo que hemos hecho, estamos ahí y, por supuesto, que nuestra ambición nos dice que hay que mantenerlo el mayor tiempo posible”.

“Hay que seguir trabajando, intentar, sobre todo, sacar cuanto antes un colchón de puntos para estar en zona privilegiada y disfrutar de esta temporada, y sin renunciar a nada. Sabemos los equipos que hay, con mucho más presupuesto que nosotros, y seguro que cuando todo sea más regular y haya más partidos, pues tienen que estar arriba”.

“Ahora estamos viviendo un sueño y disfrutando de estas semanas en las que estamos en lo más alto”.

Ya para terminar, ¿qué significa el fútbol para Miguel Aroca?

“El fútbol es mi vida, mi pasión. Lo sigo desde hace tiempo y tengo la suerte de tener una familia maravillosa que no me ha puesto ningún límite, porque creo que es fundamental en estas categorías que la familia te acompañe”.

“Es mi pasión, una forma de vida y una oportunidad para aprender valores. Me encantaría que mis hijos aprendiesen los valores del deporte, ya sea en el fútbol u en otra disciplina. Pero a mí me ha tocado el fútbol, y ahora mismo tengo la suerte haber podido entrenar todos los años desde que me retiré como futbolista, bien de primero, de segundo, en la base… Y ahora mismo no me imagino un invierno sin tener ese día de estar en el filo de la navaja, de tener un partido, no saber si vas a ganar o perder, preparar un entrenamiento… Por supuesto que llegará porque es difícil tener una continuidad, pero llevo muchos años entrenando y súper contento y súper feliz”.

Compartir en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

11 + 5 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies